Consultoría de franquicias, retail y hostelería
 
 
GUÍA DE FRANQUICIAS

BUSCAR POR SECTOR

Definición de franquicias

FRANQUICIADO

 
Conoce en qué se basa esta fórmula comercial y sabrás si es lo que buscas
 
¿Qué es la franquicia?
 
Convertirse en empresario disminuyendo riesgos y de la mano de una marca consolidada y con experiencia. Esto es posible gracias a la franquicia, la fórmula comercial que permite a los emprendedores ponerse al frente de un negocio propio y a los empresarios consolidados desarrollar su red con menos costes.
           
La franquicia es una fórmula de asociación comercial entre dos empresas legalmente independientes. Bajo esta fórmula una de las partes, el franquiciado, distribuye los bienes o servicios desarrollados por la otra parte, el franquiciador, bajo su misma marca, imagen y sistema de trabajo uniforme. Y lo hace en una zona en exclusiva, a cambio de unas contraprestaciones económicas que paga el franquiciado.
 
Las ventajas de la franquicia
El sistema de franquicia está teniendo mucho éxito y son cada vez más las empresas que optan por crecer bajo esta fórmula.
La franquicia aporta múltiples ventajas, tanto para el franquiciado como para el franquiciador. El empresario que busca desarrollar su red y abrir más centros, encuentra en los franquiciados el equipo humano idóneo para expandirse a mayor velocidad y asumiendo un menor riesgo operativo, a la vez que accede a una cobertura geográfica mayor de lo que podría conseguir abriendo centros propios. Por otra parte, la franquicia representa para el emprendedor que desea establecerse por su cuenta la manera de entrar en el mundo de los negocios de la mano de una marca conocida, con una inversión menor a la que necesitaría si abriese un negocio él solo, y mejores condiciones económicas alcanzadas por formar parte de una cadena. 
La franquicia es la fórmula comercial que permite a las pequeñas y medianas empresas competir con las grandes multinacionales y al pequeño empresario aprovechar las economías de escala. Además, permite que el franquiciador, por su parte, se especialice en la dirección de la cadena, y el franquiciado, por la suya, en la operación local, consiguiendo de este modo ahorro y, por lo tanto, margen adicional para todos. 
 
Cómo funciona
El franquiciador desarrolla un negocio de éxito, estandariza y empaqueta su sistema de gestión, y le cede al franquiciado el derecho de copiar su negocio mediante la firma de un contrato. El franquiciador transmite su saber hacer al franquiciado, le presta la formación necesaria para gestionar con éxito la actividad y le ofrece servicios de soporte para ayudarle en sus inicios; además de realizar funciones centrales de la red. La cesión de la marca y de la identidad corporativa es la clave de la actividad, ya que formar parte de una red supone ser mucho más competitivo en el mercado.
El franquiciado, por su parte, invierte en la copia del negocio, convirtiéndose en el propietario del mismo y se evita, de este modo, el coste de inventarse un negocio nuevo. A cambio, paga una serie de contraprestaciones a la central, y se compromete a seguir las pautas marcadas por el franquiciador, además de a guardar confidencialidad sobre el sistema y las claves del negocio. El franquiciado, como empresario que es, realiza la inversión del local, asume los costes, los riesgos, vende los servicios o productos que ofrece la actividad y se queda con parte del beneficio que genera el establecimiento.
 
Menos riesgos
Frente a un negocio independiente, la franquicia disminuye el riesgo del negocio y proporciona más ventajas al grupo. Pero antes de decidirse por esta fórmula comercial se ha de analizar si realmente es lo que nos interesa, ya que para muchos emprendedores seguir las pautas que le marcará la central puede suponer un freno.
 
La franquicia permite al franquiciado entrar en una actividad propia disminuyendo riesgos y siendo más competitivos en el mercado. El franquiciador, por su parte, logra aumentar su red más rápidamente y con una menor necesidad de capital
 
 
Cómo funciona la franquicia
 
Franquiciador
-Desarrolla un negocio de éxito.
-Estandariza y empaqueta su sistema de gestión.
-Cede al franquiciado el derecho a copiar su negocio mediante un contrato:
• Cede su marca
• Cede una zona en exclusiva
• Le entrena en la gestión
• Le ayuda a arrancar
• Le dirige, supervisa y da soporte
 
Franquiciado
-Invierte en la copia del negocio.
-Se convierte en propietario del mismo, evitándose el coste de inventar una actividad propia.
-A cambio:
• Paga una serie de contraprestaciones
• Se compromete a seguir las pautas marcadas por la central
• Se obliga a guardar confidencialidad
 
 
Ventajas del sistema
 
Ventajas para el Franquiciador
- Consigue una mayor velocidad de expansión.
- Tiene una menor necesidad de capital.
- Se rodea de un equipo humano comprometido.
- Asume un menor riesgo operativo.
- Logra una mayor cobertura geográfica.
 
 
Ventajas para el Franquiciado
- Gestiona un concepto de negocio que ya ha sido probado.
- La inversión inicial es menor que la que necesitaría para montar un negocio partiendo de cero.
- Trabaja con una marca que ya es conocida.
- Tiene un menor plazo de aprendizaje para la gestión del negocio.
- Consigue mejores condiciones económicas y menores costes gracias a formar parte de una cadena.
 
Portada  |  Lista de Franquicias  |  Guia de Centros Comerciales Entrar
 
© DirectoFranquicias.es 2011 Diseño web disgrafic.com